Ene 072015
 

empatiaEsta palabrita, empatía suena muchooo últimamente. Sin embargo desde mi punto de vista lo que se lleva a la práctica es una falsa empatía.

La falsa empatía: para mi es aquella donde nos ponemos en una situación dada en el puesto del otro, pero sin darnos cuenta lo hacemos con nuestros propios paradigmas, valores y visión de los hechos.

Seguramente habrás escuchado muchas veces : “ es que yo me pongo en su lugar, y YO no haría o diría esto o aquello ”
Para que exista una verdadera empatía, el primer paso es intentar entender como esa persona ve el mundo, sus valores, sus referencias, sus creencias y solamente después de tener estas consideraciones, asumirlas temporalmente como nuestras es que debemos intentar ver una situación dese esa óptica. Lo expondré mejor con un ejemplo.

Una vez una amiga me comento sobre alguien cercano a ella, que pasaba por serios y traumáticos problemas con su pareja. Yo solamente le comente “ponte en su lugar y ¿dime que harías? ”. La respuesta se hizo esperar “ es que lo hago, y por eso te digo, no sé cómo lo soporta ”

Pero hay un pequeño detalle que no les comente, esa persona (la que tenía problemas) era gay y con problemas de autoestima entre otros.

Entonces lo que le comente fue, “ te falla la empatía ”, ¿Por qué, si me pongo en su lugar? Me replico ella.
Te fallo porque estás viendo la situación desde el punto de vista de una persona que se tiene así misma, sin problemas de auto estima, heterosexual, te estas poniendo en su lugar, pero desde tus referencias. Ahora si consideras su visión de mundo, dime, ¿ qué harías, como te sentirías? No lo sé, me respondió, esta es una respuesta sincera. Se entiende ahora la diferencia?

Un ejemplo tal vez exagerado, pero que nos ilustra bien esta situación, sería una persona con síndrome de asperger.

Las personas con este síndrome tienen unas características muy particulares, entre otras su forma de procesar la información y la escasa capacidad de respuestas emocionales, usualmente desproporcionadas a un evento para nosotros cotidiano sin importancia, pero que en SU visión tiene otra carga.

Entonces en un supuesto evento, sería sumamente difícil (pienso que imposible) establecer la empatía , que tiene un carácter netamente emocional con una persona con este síndrome, porque aun cuando la persona sin el síndrome podría entender la condición de un asperger, este último no puede procesar el punto de vista del otro.

Otro ejemplo lamentable que se ve y nos sirve, es cuando una persona adulta entra en lucha con un adolescente rebelde.

En este caso usualmente hay 4 escenarios a considerar:

1.- Donde el adulto se pone en el lugar del adolescente, pero con la experiencia del adulto he intenta hacerle entender los pro y contras de una situación.

2.- Donde el adulto se queda en su posición de adulto y pretende que el adolescente piense como él.

3.- Donde el adulto baja su nivel y discute como si fuese un adolescente (esto bastante frecuente por curioso que parezca)

4.- El adulto intenta pensar como el adolescente, ver la situación como este lo vería y establecer un dialogo efectivo.

Lastimosamente, los puntos 1, 2 ,3 y son bastante frecuentes, y quien piense que no es así, solo le invito a observar el entorno, noticias, etc.

Evidentemente, el punto 4 es el que se debe buscar si hablamos de empatía.

Como verán he ilustrado 3 ejemplos de la falta de empatía, tal vez un poco exagerados, pero validos a los efectos de lo que pretendo explicar.

Evidentemente, la empatía es un trabajo diario, pero que en definitiva nos hace crecer como personas, porque ponernos en lugar de otros con sus puntos de vista sobre una misma situación es entender las diferencias, inclusive más que entender su visión es saber cómo se SIENTE. En lo diferente es donde está el crecimiento, jamás se crece en lo igual.

Y supongo, al menos es en lo que creo firmemente, que no hay que intentar cambiar el mundo, hay que ser mejores a título personal, porque los cambios individuales son los reflejados en el colectivo. La empatía debe ser de los primeros sino el primer paso.

Pretender cambios globales cuando ni siquiera trabajamos en lo personal es un total sin sentido, pretender un mundo donde las personas se entiendan sin el debido trabajo personal es una soberana perdida de tiempo, es el ego en su máxima expresión.

De la suma de la falta de empatía y un súper ego nos arroja como resultado la lastimosamente muy presente INTOLERANCIA. Esta nace cuando considero que mis ideas son válidas y las tuyas no, la pregunta sería ¿he intentado entender realmente tus ideas con tus paradigmas?

Esa pregunta con su correspondiente respuesta reflexionada debidamente es lo que nos abrirá paso (entre otras cosas) a un mundo mejor.

Podemos engañarnos y decir que si hacemos el ejercicio (practicar la empatía) , pero la verdad es que generalmente ese ejercicio no se hace, porque estamos más acostumbrados a oír para replicar que para entender. ¿ Lo dudas? Solo observa como esta e mundo….Y así nos va como nos va.

¿Quieres un mundo mejor? Empieza por ti.

Realmente, el intentar entender el mundo emocional de otro, su visión no es trabajo sencillo, pero en definitiva necesario.

Eso como mencione anteriormente no solo nos permite un mundo mejor, sino un enriquecimiento personal altamente necesario, porque nos invita a volver a algo que hemos perdido, algo que se llama HUMANIDAD.

Dic 292014
 

Siguiendo con el tema de nuestra relación con el universo, las sincronías a mi modo de ver las cosas es un tema que no puede pasar desapercibido, dado que las veas o no, existen y forman parte de este juego que se llama la vida y evidentemente nos afectan.

Pero que son las sincronías?

Son eventos (hechos, decisiones, etc) que ocurren simultáneamente en nuestra dimensión tiempo espacio, las cuales nos afectan. Creo que una definición muy personal seria LA CAUSA DE LO CASUAL…

Personalmente las clasifico en 2 tipos, las evidentes y las no evidentes.

Un buen ejemplo de una sincronía evidente podría ser, eso que más de alguna vez nos ha pasado, pensar en una persona y en un lapso de tiempo razonable esa persona nos llama, te la consigues en la calle u otros amigos en común comentan algo sobre ella sin razón aparente.

Ejemplos de una sincronía no evidente, pueden ser los utilizados en el artículo del libre albedrío, puntualmente:

1.- La persona que decide terminar una relación.
2.- La persona que decide cambiarse de piso.
3.- La persona que cambia de trabajo.

En los 3 casos, todo parte de una decisión personal ( tuya o de otr@s, pero de alguien ), sin embargo si una persona busca una nueva relación, un nuevo piso o trabajo y se logra establecer la respectiva relación con estos hechos previos y asilados, y se establece la sincronía, podríamos casi asegurar que se dan las condiciones para el nacimiento de un vínculo (sentimental, laboral, etc).

Podríamos verlo como aquello que no vemos, pero ocurre para nuestros fines, o los de otros… esto último lo define si no tememos claro o no el QUE.

Como se establece la sincronía?

Es una pregunta natural que nos podríamos hacer, como eso que es mi deseo se relaciona con la materialización del mismo? Hay un cable, un canal de comunicación o algo así? 

Esto se logra mediante la vibración y posterior resonancia, pero esos temas los trataremos más adelante en otros posts, por ahora nos interesa simplemente saber que nuestros deseos o metas tienen una respuesta en nuestro mismo plano de existencia, la materialización de los mismos pasa por considerar la sincronía y estar atentos.
Pero…… cuidado, es de vital importancia entender que no somos nosotros quien la establece, somos parte del proceso, no el proceso en sí.

A los efectos de este blog, esto es el resultado de un proceso, de algo que muchos llaman “ el proceso creativo ” ó “ el proceso de creación consciente ”

En el proceso de creación consciente, siempre se ha dicho, lo importante es el QUE, cuando se tiene esto claro, el COMO aparece, parte de ese COMO son las sincronías.

Este es un concepto tan sencillo como cuestionable, dado que como no podemos ser observadores de todo lo que ocurre, pensamos que nada pasa. Sin embargo el tema aquí se trata básicamente de FE.
Como FE me refiero a lo que realmente es, al menos el concepto con el que me identifico, la certeza de algo, nada que ver con textos sagrados, religiones ni afines, cada quien decide en que creer y como, es un asunto muy personal, sin embargo más allá de toda etiqueta ese es mi concepto de fe, simplemente repito, tener certeza de algo.

teteraAhora bien, porque debemos creer en las sincronías? Conocen la analogía de la tetera de Russel?

Cito: “Si yo sugiriera que entre la Tierra y Marte hay una tetera de porcelana que gira alrededor del Sol en una órbita elíptica, nadie podría refutar mi aseveración, siempre que me cuidara de añadir que la tetera es demasiado pequeña como para ser vista aun por los telescopios más potentes. Pero si yo dijera que, puesto que mi aseveración no puede ser refutada, dudar de ella es de una presuntuosidad intolerable por parte de la razón humana, se pensaría con toda razón que estoy diciendo tonterías. Sin embargo, si la existencia de tal tetera se afirmara en libros antiguos, si se enseñara cada domingo como verdad sagrada, si se instalara en la mente de los niños en la escuela, la vacilación para creer en su existencia sería un signo de excentricidad, y quien dudara merecería la atención de un psiquiatra en un tiempo ilustrado, o la del inquisidor en tiempos anteriores”

Siguiendo el ejemplo de la analogía, con las sincronías ocurre lo mismo que la tetera de existir (recordemos que se trata de un ejemplo inventado, sarcástico, pero valido). No obstante si empiezas a tener un poco más de visión periférica, podrías entender un poco mejor este fenómeno.

Ahora bien, este fenómeno más allá de lo romántico, de lo espiritual, de lo karmico y lo practico hay que considerar que esto también ocurre en el plano de lo cuántico.

Si, efectivamente, visto desde el punto de vista de la cuántica, considerando la validez del observador como un elemento sin el cual nada existe, las sincronías también ocurren en este plano.

Esto posiblemente no lo entiendas ahora, pero espero que al seguir desarrollando estos post y empieces a ver las relaciones que establezco entre ellos veas inclusive con claridad esta parte.

El tema de las sincronías ha sido y es estudio de diversas tendencias, desde lo espiritual hasta lo científico, cada quien lo enfoca desde su propio paradigma o “escuela”, pero usualmente es aceptado por la mayoría, aunque como es evidente cada quien con su enfoque que no necesariamente tiene que ver con el de los demás. Por ejemplo para Carl Jung la sincronía era una ley universal.

Lo que para alguien es milagro, para otros es causa y efecto, para algunos karma o darma, otro grupo diría destino. Indistintamente de la tendencia, el fenómeno es real, no siempre palpable y evidente, pero desde un punto de vista amplio y sin dogmas siempre verificables.

Un buen ejemplo para entender de que se trata, son las películas. Cuando ves que casi pillan al malo, pero este sale justo 2 segundos antes por la puerta de atrás, a ese tipo de cosas me refiero.

Un ejemplo tan básico y malo si se quiere como este, nos sirve de ejemplo para ilustrar la sincronía. Ahora bien, en el caso de una película en el cual el malo se fuga segundos antes, podríamos considerar, que la persona no vio al villano huir, sin embargo esto no indica que no estuvo a punto de ser pillado.

Siguiendo por esta línea, nosotros como espectadores tenemos una visión más amplia, vemos los planos tanto del villano, como los de él bueno, sin embargo jamás consideramos como es la visión de cada uno de estos elementos que componen una escena, porque inconscientemente pensamos “ que idiota, está detrás de la puerta ”, pero claro, nosotros estamos viendo a los 2.

Y esta es mi última reflexión sobre este tema, las sincronías forman parte del día a día, a veces evidentes, otras no evidentes, pero el no verlas no indica que no ocurran, porque el malo está huyendo detrás de la puerta y no lo vimos.